neurocenterneurocenter-Clinica-del-sueno-monterrey

Clinica de Sueño en Monterrey

neurocenter-Clinica-del-sueno-monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Clínica del sueño:¿Qué son las parasomnias?

Las parasomnias son fenómenos fisiológicos indeseables que ocurren de forma recurrente durante el sueño. Las parasomnias pueden aparecer como fenómeno primario o secundario a causas médicas o psiquiátricas. La causa médica más frecuente son las crisis convulsivas nocturnas.

Por ello, aunque no está justificado solicitar un EEG de rutina, sí es recomendable el EEG en casos con características atípicas o persistentes y refractarios a tratamiento. Las más comúnmente vistas en la clínica son los Terrores nocturnos, el Sonambulismo y los Despertares confusos.

Las parasomnias pueden ser precipitadas por deprivación de sueño, enfermedad médica o estrés.

¿Cuáles son los síntomas de parasomnia?

La parasomnia es un grupo de trastornos del sueño que implica movimientos, comportamientos, emociones, percepciones y sueños anormales que ocurren mientras uno está dormido, al dormirse o al despertar. Estos trastornos pueden variar considerablemente en cuanto a los síntomas y la gravedad, pero a continuación se presentan algunos de los síntomas más comunes asociados con las diferentes formas de parasomnias:

Sonambulismo

  1. Levantarse de la cama y caminar mientras aún está dormido.
  2. Hablar o murmurar durante el sueño.
  3. Mirada vacía o vidriosa mientras se mueve.
  4. Dificultad para despertar a la persona durante un episodio.
  5. Amnesia del episodio al despertar.

Terrores Nocturnos

  1. Despertar súbitamente con miedo intenso o terror.
  2. Gritos y llantos durante el episodio.
  3. Sudoración profusa y respiración rápida.
  4. Confusión y desorientación al despertar.
  5. Amnesia del evento al día siguiente.

Pesadillas

  1. Despertares frecuentes durante la noche debido a sueños angustiosos.
  2. Memoria detallada de los sueños perturbadores.
  3. Dificultad para volver a dormir después de despertar.
  4. Ansiedad antes de dormir por temor a tener pesadillas.

Parálisis del Sueño

  1. Incapacidad para moverse o hablar al despertarse o al quedarse dormido.
  2. Sensación de presión en el pecho.
  3. Alucinaciones auditivas, visuales o táctiles.
  4. Miedo intenso durante el episodio.

Trastorno de Comportamiento del Sueño REM

  1. Movimientos bruscos y violentos durante el sueño.
  2. Gritar, hablar o golpear mientras se duerme.
  3. Lesiones a sí mismo o a la pareja durante el sueño.
  4. Memoria parcial de los sueños violentos.

Bruxismo Nocturno

  1. Rechinamiento o apretamiento de los dientes mientras duerme.
  2. Dolor de mandíbula o molestias faciales al despertar.
  3. Desgaste dental excesivo.
  4. Dolores de cabeza matutinos.

Enuresis Nocturna (Orinarse en la cama)

  1. Orinar involuntariamente durante el sueño.
  2. Ansiedad o vergüenza sobre el episodio.
  3. Despertar mojado y la necesidad de cambiar la ropa de cama.

Síndrome de la Cabeza Explosiva

  1. Sensación de una explosión fuerte o ruido en la cabeza al dormirse o despertarse.
  2. Miedo o ansiedad tras el episodio.
  3. Sin dolor físico, aunque puede haber desorientación temporal.

Confusión al Despertar

  1. Despertar confuso y desorientado.
  2. Habla incoherente o movimientos torpes.
  3. Dificultad para reconocer el entorno inmediato.

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas también son un tipo de parasomnia donde la persona suele soñar con causas catastróficas o paranormales. Generalmente son normales en niños y adolescentes, si bien cuando producen repetidos despertares con importante distrés y repercusión en el sueño, de modo que el niño no puede volver a dormir solo, requerirán algún tipo de intervención.

Ocurren durante el sueño REM, fundamentalmente en la segunda mitad de la noche. Son frecuentes en edades preescolares y disminuyen en frecuencia a lo largo del desarrollo hacia la vida adulta. Aumentan con el estrés, deprivación de sueño, fatiga y cambios en el lugar del sueño. Algunos fármacos, como los betabloqueantes, alcohol, barbitúricos y benzodiacepinas pueden producir pesadillas.

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos ocurren típicamente durante el primer tercio de la noche, durante los estadios 3 y 4 del sueño. Suelen tener una duración de uno a diez minutos. El niño parece aterrorizado, agitado, confuso y con descarga autonómica. Cuando el niño se despierta suele haber amnesia del episodio.

A menudo aparecen entre los 3 y los 6 años, aunque pueden verse a lo largo de toda la infancia de forma aislada. La prevalencia estimada es del 1-6%, y son más comunes en niños que en niñas. Se considera que son propios del desarrollo. Pueden aumentar por la deprivación de sueño o por factores que fragmentan el sueño, como la fiebre o enfermedades médicas.

La edad de inicio suele estar entre los 4 y 12 años, y suelen resolverse espontáneamente en la adolescencia. Es importante realizar el diagnóstico diferencial con crisis epilépticas durante el sueño o con episodios de apnea del sueño. 

¿Qué es el sonambulismo?

El sonambulismo se caracteriza por episodios en los que el niño se levanta de la cama e inicia una actividad motora, deambula, estando dormido. La edad de aparición está en torno a los 4-6 años, si bien tiene un pico de prevalencia a los 12 años, tendiendo a desaparecer alrededor de los 15 años. Tienen una duración de unos minutos a media hora, y ocurre en las tres primeras horas del sueño, durante los estadios 3 y 4.

Generalmente resulta difícil despertarlos, y la coordinación es pobre. Aunque es posible que vea, el riesgo de lesionarse es alto, ya que los niños más pequeños tienden a ir hacia la luz o el ruido. En ocasiones realizan comportamientos inadecuados como orinar en un armario. Cuando está presente el habla, esta es incomprensible.

En ocasiones vuelven a la cama y siguen durmiendo, habiendo normalmente amnesia del episodio. No suele haber más de un episodio al mes, por ello, la psicoeducación de los padres y las pautas de prevención de daño, así como establecer horarios de sueño regulares, serán el tratamiento esencial. 

¿Cómo se diagnostican las parasomnias en una clínica del sueño?

Primeramente deben de ser avaluados por un neurólogo o neurólogo pediatra quien realizará una detallada historia clínica sobre antecedentes familiares y personales que pudieran estar desencadenando las parasomnias una vez realizada la historia clínica se realizará una exploración física neurológica para descartar lesión cerebral posteriormente el neurólogo puede realizar estudios de laboratorio o gabinete o electrofisiológicos según sea necesario.

El estudio de elección para el diagnóstico de las parasomnias es la polisomnografía la cual incluye 3 estudios básicos que son el electroencefalograma (EEG), Electrooculograma (EOG) y Electromiografía (EMG) además que se analiza la actividad eléctrica con electrocardiograma así como oximetría de pulso, esfuerzo respiratorio, Co2 transcutáneo y registro de sonidos para evaluar ronquido 

¿Cómo se tratan las parasomnias?

 Está indicada la terapia neuropsicológica en algunos casos e higiene del sueño.En algunas ocasiones se puede requerir de fármacos ansiolíticos como antidepresivos o pasiflora.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes