neurocenterneurocenter-Clinica-del-sueno-monterrey

Clinica de Sueño en Monterrey

neurocenter-Clinica-del-sueno-monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Clínica del sueño: ¿Cómo saber si tengo hipersomnia?

La hipersomnia o somnolencia diurna excesiva puede definirse como un estado fisiológico que promueve el establecimiento del sueño. La excesiva somnolencia diurna (ESD) puede definirse como la sensación subjetiva de sueño a una hora o en una situación inapropiada que ocurre a diario durante al menos tres meses. Los pacientes pueden referir como cansancio o fatiga.        

Enfermedades que causan la hipersomnia

Muchas enfermedades neurológicas pueden asociarse a excesiva somnolencia diurna dentro de las que podemos destacar la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Las neuropatías periféricas y otros trastornos neuromusculares que producen dolor crónico dificultan conciliar el sueño lo que a su vez tiene como consecuencia una ESD (somnolencia diurna).  

También, lesiones estructurales del sistema nervioso pueden ocasionar hipersomnia, sobre todo si se daña la formación reticular del tronco o las estructuras diencefálicas paramedianas. Se ha visto después de encefalitis o traumatismos. Los pacientes epilépticos pueden tener hipersomnia como consecuencia de los tratamientos. La fragmentación del sueño y la hipersomnia son frecuentes en las demencias degenerativas.                                        

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

 El abordaje diagnóstico comienza con una historia clínica precisa. Existen una serie de exploraciones que ayudan al diagnóstico de las hipersomnias. Estas exploraciones son: el test de latencias de sueño en siestas múltiples (TLSM), el test de mantenimiento de la vigilia y la polisomnografía o registro de sueño nocturno. Para medir la hipersomnia se han introducido una serie de escalas subjetivas que requieren una capacidad de introspección por parte del paciente. La escala de somnolencia de Epworth, ofrece un método apropiado, aunque con la limitación de que se induce al sujeto a imaginarse en situaciones en las que quizás nunca han estado.

  • La escala de Epworth, se realiza al paciente para conocer el grado de somnolencia que siente en diferentes situaciones. Se cuantifica de 0 a 3 la probabilidad de quedarse dormido.

Uso de la Polisomnografía en la hipersomnia

Es de vital importancia realizar todo el abordaje diagnóstico para conocer el factor causante de la hipersomnia. En este caso, la polisomnografía nocturna es un estudio que se realiza para valorar el estado clínico del paciente, este examen registra ciertas funciones corporales a medida que uno duerme o trata de dormir.

Se colocan electrodos frontales, centrales y occipitales de electroencefalograma, los de electrooculograma y electromiograma en mentón y electrocardiograma. En una habitación confortable y oscura, con los ojos cerrados e intentando dormir y se registra de 4 a 5 siestas, no durmiendo entre ellas. El resultado revela una somnolencia fisiológica diurna excesiva, que se caracteriza por típicas latencias de sueño medias de 5-10 min.

Clasificación de las hipersomnias

En los niños y adolescentes con hipersomnia primaria son más frecuentes: la hipersomnia idiopática, narcolepsia y el síndrome de Kleine-Levin.

  • La hipersomnia idiopática:

Un paciente con hipersomnia idiopática tiene gran dificultad para mantenerse despierto, causándole un deterioro funcional significativo, entre los que se cuentan: fatiga, cansancio, pérdida de concentración y de sensibilidad, problemas de movimiento.

  • Narcolepsia:

Es un trastorno del sueño que causa somnolencia excesiva diurna. Sus síntomas se deben a una inusual propensión para pasar en forma rápida, del estado de alerta a la fase del sueño, en forma de ataques incontrolables y frecuentes durante el día.

  • Síndrome de Kleine-Levin:

Este trastorno es poco frecuente, se manifiesta principalmente por hipersomnia, trastornos cognitivos, sensación de pérdida de contacto con la realidad y trastornos psíquicos y de la personalidad. El comportamiento general del individuo es confuso e irritable. Estos episodios duran unos días tras los cuales el paciente vuelve a un estado normal.

Las hipersomnias se clasifican en:

  • Primarias o centrales, que son trastornos más relevantes por la grave repercusión en la calidad de vida del paciente.
  • Secundarias, de las cuales la más frecuente es la privación crónica de sueño, que es la principal causa de somnolencia diurna excesiva en niños y adolescentes.

Abordaje terapéutico

En la narcolepsia y en la hipersomnia idiopática el tratamiento de la hipersomnia va a depender de la gravedad del síntoma. Siendo la información y la educación la parte más importante, sobre todo en los niños. Notificar en la escuela la naturaleza del problema, las necesidades del paciente y evitar afectar su rendimiento académico.     

Pronóstico en las personas que padecen hipersomnia

Es bueno a largo plazo. Al llegar a la etapa de adulto joven, generalmente se encuentran asintomáticos; pero las consecuencias sociales, escolares y de trabajo pueden ser importantes, si es en estudiantes, pudieran reprobar años o ser causa de fracaso escolar.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes